Tomate frito casero_huevo cuajado y salchichas

Tomate Frito Casero con Huevo Cuajado

Ésta es una de mis recetas preferidas, porque es fácil de hacer y tiene muchas utilidades. Hoy os traigo Tomate frito Casero con Huevo Cuajado y Salchichas Frescas!

El tomate frito casero es el complemento ideal para muchas otras recetas, podéis utilizarlas para unas albóndigas caseras, para acompañar la pasta, una lasaña o empanada, para unas patatas fritas o unos nachos con queso,… infinitas posibilidades!

A mí me encanta hacerla con tomates maduritos, y si puedo, me lo traigo de Conil, ya que la materia prima tiene que ser de gran calidad para que la salsa salga espectacular.

Los tomates son un ingrediente indispensable en nuestra cocina hoy en día, y sobre todo muy beneficioso para la salud. Una de las principales características es su gran contenido en licopeno, una sustancia antioxidante que no se convierte en vitamina A, y que ejerce un efecto protector frente a un gran número de problemas cardiacos.

Además cuenta con gran cantidad de vitaminas (B, C y A), y además de tener pocas calorías y grasas, es ideal en dietas para bajar de peso. Importante es a su vez su contenido en minerales, del que destaca el potasio, aunque también posee fósforo, magnesio y calcio, entre muchos otros.

Aunque como ya he comentado antes, me encanta hacerla con tomates naturales troceados, sí que es cierto que siempre andamos justitos de tiempo; así que he aprovechado las ventajas que nos dan los supermercados y la he facilitado un poco.

Como pasa en los casos en que una receta es tan extendida como la de hoy, hay infinitas maneras de prepararla, pero yo he descubierto la mía, y es la que os presento aquí..

Empezamos?

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 600 gr de salchichas frescas de pollo/pavo
  • 4 huevos
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cebollas medianas
  • 2 pimientos medianos
  •  1 bote tomate troceado (410 gr)
  • 1 bote de tomate frito (560 gr)
  • 1/2 vasito de Vino fino (150 ml)
  • Sal
  • 1/2 Pastilla de caldo de carne
  • 1 pizca de stevia
  • 1 cucharada de Curry
  • 1 cucharada  de Pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva

Como preparar:

Lo primero que haremos será preparar un buen tomate frito casero, que será la base de nuestro plano.

Pelaremos las cebollas, los pimientos y los dientes de ajo, y los lavaremos bien. Picamos muy pequeñitos los ajos y los ponemos a freír en la sartén con buen fondo, a fuego medio alto con aceite de oliva.

Tomate frito casero_huevo cuajado y salchichas

Mientras se tuestan los ajos, picaremos las cebollas y los pimientos. Podéis hacerlo en juliana, aunque yo prefiero hacerlo a cuadritos, para que queden los trozos más pequeños.

Una vez que los ajos estén tomaditos de color, añadiremos las cebollas y pimientos a la sartén, y rehogaremos a fuego medio hasta que tomen color parecido a la miel.

Cuando las verduras estén pochadas, echamos el vino, removemos y dejamos que poco a poco evapore el alcohol.

Ahora echaremos el tomate troceado y dejaremos que se cocine por 10 minutos más, ya que éste se encuentra todavía en crudo.

Pasados los 10 minutos, añadiremos el tomate frito, la stevia,  el curry, el pimentón de la Vera, y la ½ pastilla de caldo de carne y dejaremos cocinar durante 15 minutos más.

*Yo suelo comprar el tomate frito que no tiene azúcares añadidos, y diréis, ¿para qué si después le pone stevia? Este tipo de cosas no suelo explicarlo en las recetas pero, generalmente los azúcares que se añaden en fábrica a los alimentos, suelen ser industrializados y menos sanos, como el jarabe de glucosa. Lo ideal es evitar alimentos con azúcares añadidos y si hay que utilizar algo para endulzar, usar algun tipo de edulcorante más sano, como la stevia; aunque es válida cualquier opción.

Volviendo al trabajo,…  ya tenemos listo el tomate frito natural!

Tomate frito casero_huevo cuajado y salchichas

Ahora cogeremos las salchichas frescas y las introducimos en el tomate, para que se hagan en el propio calor y tomen parte del sabor del tomate. Daremos un par de vueltas dejando que se hagan durante 5 minutos aproximadamente.

Colocamos los cuatro huevos a cuajar en la superficie con una pizca de sal. Tapamos la sartén para que haga el efecto cocción y bajamos el fuego. La mantendremos ahí unos 5-10 minutos, hasta que comprobemos que se han cuajado por completo.

Ya sólo queda servir y haceros con una barra de pan crujiente y calentita! Ya me diréis!

Tomate frito casero_huevo cuajado y salchichas

Que aproveche!

Arquitecta, Cocinera Amateur y Loca por los Viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.