Pollo cajun

Pollo cajún al horno

“Pollo cajún”. La cocina cajún nace de la influencia de la cocina francesa, inglesa, irlandesa, escocesa e incluso española. El sabor característico se debe a la combinación de especias que la hace muy sabrosa y aromática.

Un poco de historia… En la ciudad de Nueva Orleans, ubicada hacia el sur del país, a orillas del río Mississippi, gracias a la diversidad étnica, surgió un tipo de gastronomía muy particular. La mezcla cultural enriqueció los sabores locales y, hoy en día, la cocina cajún es una de las más preciadas de los Estados Unidos.

Entre las razones de esta fusión internacional se encuentra el comercio que tenía Francia por toda la zona del Caribe. Esta es otra de las razones por la que una receta deliciosa de pollo estilo cajún es una mezcla de historia, mestizaje y matices culturales.

Hablando del origen de la etnia cajún, esta se formó de una conjunción franco canadiense que tuvo enfrentamientos con los ingleses. Por esta razón, los cajún fueron expulsados de Canadá y se instalaron en el territorio de Louisiana. Al llegar, sus tradiciones se combinaron con el resto de tradiciones culinarias y dieron origen a la cocina creole.

Este es un plato que debe servirse caliente; es decir, apenas salga del horno; y se debe combinar, preferiblemente, con una guarnición de arroz y con vegetales.

Comenzamos?

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 4 cuartos traseros de pollo
  • Pimentón en polvo.
  • Cebolla en polvo
  • Ajo en Polvo
  • Orégano seco.
  • Albahaca seca.
  • Tomillo seco.
  • Pimienta negra molida.
  • Pimienta blanca molida.
  • Pimienta de cayena molida.
  • Sal al gusto.

Como preparar:

Lo primero será precalentar el horno y preparar la salsa. Encendemos a 200º C con calor arriba y abajo, y ventilador.

Para la salsa, vamos a hacer bastante cantidad para poder pincelar generosamente.

Cogemos un bol y vertemos 1 cucharada de pimentón, sal al gusto, 1/2 cucharada de cebolla en polvo y 1/2 cucharada de ajo en polvo.

Mezclamos bien y agregaremos, 1/2 cucharada de Orégano, 1/2 cucharada de  albahaca y 1/4 de cucharada de tomillo.

Por ultimo agregamos, 1/4 de cucharada de pimienta negra, 1/4 de cucharada de pimienta blanca y 1/4 de cucharada pimienta de cayena.

**En lugar de pimienta de cayena molida, podéis utilizar pimentón picante. Yo en mi caso utilicé una parecida que traje de mi viaje por Turquía; y por supuesto la cantidad variará en función de lo picante que os guste. Con esta medida pica lo justo para darle un regustillo!

Elegimos una fuente de barro en la que quepa todo el pollo, y untamos el fondo con aceite de oliva.

Troceamos el pollo separando los muslos de los contramuslos, y hacemos unos cortes transversales en los trozos de pollo, para que la salsa penetre bien en la carne. Pincelamos con la salsa la parte interior del pollo y colocamos los trozos con la piel hacia arriba y pincelamos la parte superior.

**Si tenemos posibilidad por tiempo, dejaremos que el pollo macere en la nevera al menos durante un par de horas.

Metemos la fuente en el horno y dejamos que se haga por 45-50 minutos aproximadamente.

**El tiempo de horneado dependerá del tipo de carne y el tamaño de las piezas que utilicemos. En este caso, al ser cuartos traseros de pollo troceados, necesitan ese tiempo. Si fueran alitas por ejemplo, con 25 minutos generalmente sería suficiente.

Cada 10 minutos iremos dando la vuelta al pollo para que quede bien dorado por los dos lados.

Pinchamos para ver si están hechos por el interior,  y listo!

Como acompañamiento yo he utilizado arroz cocido integral y plátano a la plancha con mantequilla, ya que el sabor dulce combina muy bien con el picante.

Que aproveche!

Pollo cajun

Arquitecta, Cocinera Amateur y Loca por los Viajes.